Willkommen auf den Seiten des Auswärtigen Amts

¡Fortalecer la libertad!

Michelle Müntefering

Michelle Müntefering, © © Jorinde Gersina

30.04.2018 - Artículo

La Dirección General de Cultura del Ministerio Federal de Relaciones Exteriores cumplirá en el año 2020 100 años. ¡La oficina de la Ministra Adjunta para la Política Internacional de Cultura cumplirá apenas dos! Reunir lo joven y lo viejo, lo tradicional y lo moderno para dar forma a la sociedad en transición es ya nuestra tarea central, que enfrentamos en medio de un mundo cambiante.

En este mundo, las coordenadas se desplazan cada vez más, la autocracia y el nacionalismo están en aumento, el populismo probablemente aún no ha alcanzado su punto máximo. En un mundo así, la política cultural internacional es "un trabajo de esperanza" (Hoffnungsarbeit): así lo formuló el Presidente Federal actual, Frank-Walter Steinmeier. El Ministro de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, sigue esta tradición y, a través de su trabajo en el Ministerio, apoya una política exterior basada en el intercambio vivo entre sociedades civiles.

La política cultural internacional depende de la cooperación que trasciende fronteras, de una mayor apertura, del diálogo y de procesos creativos comunes, en lugar del aislacionismo y nacionalismo. La política cultural internacional no significa la exportación de cultura, sino el encuentro con otros, y la protección de aquellos espacios en los que la libertad para el debate crítico es posible. La política cultural internacional tiene la tarea de fortalecer esta libertad.

  • Por lo tanto, continuaremos y ampliaremos programas para artistas, científicos y periodistas perseguidos.
  • Ayudaremos a una generación joven a encontrar acceso activo a nuestra cultura de la memoria para agudizar la conciencia histórica.
  • Intensificaremos nuestro trabajo en el continente africano para ofrecer a las personas una perspectiva y a las mujeres una voz, así como para permitir la participación en la educación. El manejo de nuestra herencia colonial también nos acompañará en nuestro trabajo con este continente diverso.
  • Ampliaremos nuestra red global de organizaciones intermediarias culturales y educativas, las adaptaremos digitalmente y trabajaremos de manera flexible y cooperativa con socios europeos e internacionales, también para consolidar la idea de cohesión en Europa y la integración europea. De esta manera, los institutos culturales europeos deberán colaborar más intensamente que antes, comenzando con diez institutos conjuntos del Goethe-Institut y el Institut français.

La cultura no se detiene en las fronteras, es crítica y libre, se alimenta del debate con los demás, hace tiempo que es global y crea vínculos mediante el intercambio mutuo de lo familiar con lo extraño. Nuestro patrimonio cultural, el poder de la cultura, puede ayudar a orientar a las personas. Una orientación que el presidente francés Emmanuel Macron ha formulado de la siguiente manera: "La respuesta no es la democracia autoritaria, sino la autoridad de la democracia".


Traducción CAI (m) Texto original: Gobierno Federal

Inicio de página