Willkommen auf den Seiten des Auswärtigen Amts

Principios de la ayuda humanitaria

Flüchtlinge in Äthiopien

Flüchtlinge in Äthiopien, © World Vision

16.08.2018 - Artículo


¿Qué es la ayuda humanitaria?

 

La ayuda humanitaria está dirigida a las personas que se encuentran en peligro o en una situación de emergencia debido a catástrofes naturales, epidemias o conflictos. Hay cinco campos de acción dentro de la ayuda humanitaria:

    La ayuda inmediata busca rescatar vidas de forma inmediata después de catástrofes repentinas, además de evitar una crisis aguda. Un ejemplo para ello es la ayuda en la búsqueda y el rescate de víctimas después de un terremoto de gran intensidad.

    La ayuda de emergencia es aquella que se brinda en situaciones de crisis de larga duración, en donde no es visible una perspectiva de desarrollo a corto plazo. Algunas de las medidas de ayuda de emergencia son, por ejemplo, el suministro de agua potable o la creación de albergues de emergencia.

    La ayuda de transición está prevista para un mediano plazo y es el vínculo entre las medidas inmediatas de corto plazo y la cooperación al desarrollo de largo plazo. Las medidas de rehabilitación para evitar la recaída de la población necesitada en una situación que arriesgue sus vidas es un ejemplo de esta ayuda.

    La prevención de desastres naturales basada en la premisa de la preparación (“preparedness”) sirve para reducir las consecuencias de crisis futuras antes de que estas sucedan. Dentro de este ámbito entran los sistemas de alerta rápida o la capacitación de personal humanitario local.

    También la remoción humanitaria de minas y artefactos explosivos forma parte de la ayuda humanitaria. A través de la remoción de minas antipersonas y munición sin detonar, así como la asistencia a las víctimas, se salvan vidas y se reduce el sufrimiento.


¿Qué hace el Ministerio de Relaciones Exteriores?


Dentro del Gobierno Federal, el Ministerio de Relaciones Exteriores es el responsable de la ayuda humanitaria. Su Centro de Reacción en Casos de Crisis en la Central de Berlín está disponible durante las 24 horas del día y puede poner en marcha medidas de ayuda en tan solo unas cuantas horas. Su red de representaciones en el extranjero juega un papel decisivo en el mecanismo de alerta temprana y en el contacto con las víctimas y las organizaciones de ayuda locales. Desde el 1o de marzo de 2016, Bärbel Kofler es la Delegada del Gobierno Federal para la Política de Derechos Humanos y la Ayuda Humanitaria. Ella es el principal contacto en el Ministerio de Relaciones Exteriores para cuestiones de ayuda humanitaria y mantiene una estrecha comunicación con instituciones asociadas relevantes en este ámbito.

El concepto reconocido a nivel mundial “Linking Relief, Rehabilitation and Development” (LRRD) tiene como objetivo unir de manera óptima medidas de ayuda humanitaria con la cooperación al desarrollo de largo plazo. En Alemania, el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) se encarga de implementar estas medidas. El Ministerio de Relaciones Exteriores y el BMZ desarrollaron una guía común para poder aclarar de manera transparente dichas responsabilidades.

Para el año 2017 se planeó destinar 1,2 mil millones de euros del presupuesto federal al Ministerio Federal de Relaciones Exteriores para financiar proyectos de ayuda humanitaria en todo el mundo. El Ministerio trabaja conjuntamente con un gran número de socios, entre ellos, las organizaciones humanitarias de la ONU, la Cruz Roja y la Media Luna Roja, así como las organizaciones no gubernamentales humanitarias de Alemania.

Südsomalia
Südsomalia© (c) Diakonie Katastrophenhilfe

 

Barreras de la ayuda humanitaria

Con frecuencia, la ayuda humanitaria se ofrece en un entorno político difícil con una situación de seguridad precaria. A ello hay que añadir que se realiza casi siempre bajo una gran presión. Por ello, es importante que la ayuda se base en ciertos principios fundamentales y formales:

    El principio de la humanidad exige aliviar el sufrimiento humano en donde sea posible y dedicarse particularmente a los grupos de población que corren un mayor riesgo.

    El principio de la neutralidad prohíbe favorecer a una parte en situaciones de conflicto. El hecho de que la organización de ayuda local se perciba como neutral es determinante para la seguridad de los que brindan ayuda.

    El principio de la imparcialidad establece que la ayuda se rige únicamente por el grado de la necesidad. No se debe discriminar entre grupos de población, ni a causa de edad, género o religión.

    El principio de la independencia marca un límite entre los objetivos humanitarios y los objetivos políticos, militares, económicos y de otra índole. El único objetivo legítimo de la ayuda humanitaria es mitigar el sufrimiento.

    La ayuda humanitaria se proporciona de acuerdo a las necesidades. Esto quiere decir que los que reciben ayuda son seleccionados de acuerdo a criterios objetivos evidentes. Para poder realizar una mejor evaluación de las necesidades, el Ministerio de Relaciones Exteriores colabora con las Naciones Unidas y sus socios locales.

    Conforme al principio de la subsidiariedad, el gobierno del Estado afectado es responsable de proteger a su población. La ayuda internacional se proporciona solamente cuando el gobierno ya no puede o quiere ocuparse lo suficiente de esta responsabilidad.

    De acuerdo al principio de no ocasionar daños ("do no harm"), se deben evitar efectos negativos de la ayuda humanitaria –por ejemplo en el medio ambiente o en la igualdad de género–. Las medidas de protección en contra de la violencia sexual o la trata de personas también son un elemento central de la ayuda.

 

Más información

 

Delegada del Gobierno Federal para la Política de Derechos Humanos y la Ayuda Humanitaria


Texto original: Gobierno federal Traducción CAI (MT)

Inicio de página