Willkommen auf den Seiten des Auswärtigen Amts

La Delegada del Gobierno Federal para la Política de Derechos Humanos y la Ayuda Humanitaria en el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores, Bärbel Kofler, expresó lo siguiente en el marco del Día Mundial contra la Pena de Muerte

10.10.2019 - Artículo

Bärbel Kofler, Delegada del Gobierno Federal para la Política de Derechos Humanos y la Ayuda Humanitaria en el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores, expresó lo siguiente, hoy (10 de octubre) en el marco del  "Día Mundial contra la Pena de Muerte":

¡La pena de muerte debería estar abolida en todo el mundo!
 Las razones son obvias: la pena de muerte contradice la dignidad del hombre y el derecho a la vida. Es inhumana e inútil: investigaciones relevantes muestran que la pena de muerte no evita que los delincuentes potenciales cometan delitos. Más aún, existe el peligro de que personas inocentes sean ejecutadas en caso de irregularidades. Por lo tanto, junto con nuestros socios europeos y muchos otros países, pedimos la abolición universal de la pena de muerte en todo el mundo y pedimos la suspensión de la ejecución de las condenas de muerte en todo el mundo.

Trasfondo:

En las últimas décadas, cada vez más Estados han restringido o abolido la pena de muerte. Sin embargo, aproximadamente una quinta parte de los 193 Estados miembros de la ONU continúan ejerciendo esa práctica.

En una resolución de septiembre, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas instó a los Estados a ratificar el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y su Protocolo Facultativo para la abolición de la pena de muerte. Apoyar iniciativas para abolir la pena de muerte es una prioridad de la política alemana de derechos humanos. En conversaciones con gobiernos de todo el mundo, el gobierno alemán apoya la abolición de la pena de muerte y apoya proyectos de la sociedad civil sobre el tema.


Traducción CAI (m) Texto original: Gobierno federal


 

Inicio de página