Willkommen auf den Seiten des Auswärtigen Amts

Las antiquísimas hayas alemanas están de aniversario

Artículo

El 21 de marzo se celebra el Día Internacional del Bosque. Desde 2011 los pocos bosques de hayas que aún existen en Alemania fueron incluidos en la lista de la UNESCO de Patrimonios Naturales de la Humanidad. Los invitamos a un paseo por esos espacios llenos de vida.

A mediados de 2011 el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO se reunió en París para su conferencia anual, en la cual se designarían los nuevos edificios, lugares naturales y monumentos incluidos en su lista. A los 33 sitios alemanes ya catalogados como herencia cultural y natural de la humanidad se sumaron –entre otros- los bosques de hayas que perviven en los estados federados de Brandeburgo, Hessen, Mecklemburgo-Antepomerania y Turingia.

Estos cinco bosques alemanes de hayas suman en total una superficie de 4,400 hectáreas y se localizan en los siguientes territorios:

- El Parque Nacional Kellerwad-Edersee, en Hesse

- El Parque Nacional Hainich, en Turingia

- El bosque Grumsiner Forst en la reserva de la biósfera de Schorfheide-Chorin, en Brandeburgo

- El bosque Serrahn, en el Parque Nacional Müritz

- El Parque Ncional Jasmund, en la isla de Rügen, en Meclemburgo-Pomerania OccidentalEl nombre científico de la haya es “Fagus sylvatica”: haya común, y se trató de una especie arbórea muy común en el continente europeo durante épocas prehistóricas, conquistando gran parte del mismo desde la era glacial en adelante. La ciencia ha determinado, por ejemplo, que las tierras entre el Mediterráneo y el sur de Suecia estaban cubiertas de inmensos bosques de hayas. Hasta que llegaron los seres humanos.

Los ecosistemas que conforman estos bosques son muy estables, ya que aunque se renuevan muy lentamente, este proceso es continuo. Por otra parte se trata de ecosistemas que albergan una riquísima biodiversidad: se calcula que al menos 10mil especies -entre animales, plantas y hongos- viven en y de estos bosques.

Sin embargo, una intensa actividad de desmonte y roza por parte de los ignorantes y avariciosos seres humanos a lo largo de los últimos siglos destruyó la mayor parte de la superficie de bosques de hayas casi hasta su total extinción.

En 2007 la UNESCO incluyó los últimos bosques de hayas existentes y salvó de la desaparición zonas boscosas en los Montes Cárpatos de Eslovaquia y Ucrania primero, y después los bosques de hayas alemanes. La diferencia es que mientras los primeros se encuentran a alturas por encima de los 1,900 metros, en Alemania campean por zonas más accesibles.

Gracias a la catalogación de la UNESCO no sólo gozan de protección contra la depredación humana, sino que alcanzan ya el mismo estatus que otras reservas naturales de importancia medioambiental vital, como las Islas Galápagos (Ecuador) o el Gran Cañón (EE.UU.).

Dado que los bosques de hayas alemanes se hallan casi todos en Parques Nacionales pueden ser visitados. El objetivo es que los antiguos bosques de hayas desarrollen su dinámica natural sin intervención humana, para que también generaciones futuras puedan experimentar qué es un verdadero bosque natural.

Día Internacional del Bosque, el 21 de marzo

www.weltnaturerbe-buchenwaelder.de

www.tag-des-waldes.de

CAI (gordillo), -actualización- a 21 de marzo de 2016.

Más contenidos

El 21 de marzo se celebra el Día Internacional del Bosque. Desde 2011 los pocos bosques de hayas que aún existen en Alemania fueron incluidos en la lista de la UNESCO de Patrimonios Naturales de…

Bosques de hayas en Alemania

Contenidos relacionados

Inicio de página