Willkommen auf den Seiten des Auswärtigen Amts

Mi bici del trabajo

Artículo

A cinco kilómetros de distancia está el trabajo de Boris R. de su casa. Antes hacía todo el trayecto en su propia bicicleta, desde hace un año para acá consiguió como una prestación laboral una e-bike. Como parte de un proyecto de movilidad algunas empresas alemanas ofrecen la posibilidad de solicitar un bicicleta electrónica oficial.

Es práctico”, afirma el ingeniero de Landshut, “con la e-bike me pongo en camino rápidamente y además no llego muy sudado a mi trabajo”. En la empresa donde labora el Sr. R desde el 2012 existe la opción de solicitar, como si se hiciera con un auto oficial, también una e-bike de servicio. Sin embargo, el precio (4,000 euros) lo había persuadido de solicitarla.

En junio de 2013 la empresa Motors y Ventiladores ebm-papst inició su proyecto de bicicletas para uso oficial de los empleados. Desde ese momento, en su sucursal de Landshut 124 trabajadores de los 1,100 registrados, utilizan ya una bici eléctrica. En la sucursal que la empresa tiene en St. Georgen en la Selva Negra existen ya 70 solicitudes y pronto comenzarán a prestar el mismo servicio en Heilbronn.

El proyecto tiene ventajas financieras, medioambientales y de salud laboral. A los empleados se les descuenta una cuota directamente de su nómina y así se ahorran impuestos. Una bicicleta en estas condiciones resulta hasta un 40% más económica que si la comprara en una tienda y a la empresa sólo le cuesta el esfuerzo administrativo y de personal. Además, los empleados pueden utilizar la e-bike tanto para el trabajo como de forma privada, para excursiones al campo. La organización de esta prestación sólo es redituable, eso sí, si se trata de bicicletas por encima de los 1,000 euros. En la empresa ebm-papst los empleados pueden elegir el modelo y la tienda donde adquirirla. Algunos han elegido una bicicleta de montaña normal en la sucursal de St. Georgen hasta un 75% de las solicitudes han sido bicis eléctricas.

No existen cifras concretas sobre el uso de bicicletas oficiales en Alemania, aunque es una tendencia creciente: si una empresa abre esa posibilidad y alguien la aprovecha es muy probable que luego se extienda a más trabajadores. La empresa de idiomas Babbel en Berlín, por ejemplo, ofrece a 120 de sus empleados dicho servicio, ella se hace cargo de la compra y del mantenimiento de las bicis. Las nuevas formas de movilidad son cada vez más solicitadas.

CAI (g), -actualización- a 20 de abril de 2016.

Contenidos relacionados

Inicio de página