Willkommen auf den Seiten des Auswärtigen Amts

¿Qué es el Miércoles de Ceniza político?

Politischer Aschermittwoch - Suhl

Politischer Aschermittwoch - Suhl, © dpa

Artículo

CAI (g) - Hoy es Miércoles de Ceniza político y en los habituales encuentros que cada partido organiza entre sus correligionarios, se lanzarán pullas y desafíos verbales a los partidos contrincantes, al calor de las cervezas. Aquí les contamos de qué trata esta tradición política.


Antecedentes de una cita política.


En el lejano año de 1919, la asociación de granjeros del estado federado de Baviera realizó una gran reunión popular en vísperas del inicio de la Cuaresma cristiana, exactamente el “Miércoles de ceniza”, fecha marcada en el calendario religioso.

Lo que comenzó siendo una discusión sobre los precios de los productos agrícolas, terminó derivando –al calor de la cerveza y la multitudinaria presencia- en arengas por aquí, aplausos de aprobación por allá, pullas y contra pullas acullá, esto es: en críticas políticas muy claras y definidas hacia los gobernantes de turno.


Dichas reuniones se formalizaron y politizaron con el transcurso del tiempo, pero tuvo que llegar un profesional del ámbito de la retórica, Franz Josef Strauss –expresidente de la Unión Social Cristiana Bávara (CSU), partido de derecha que forma coalición con el actual gobierno de la canciller Merkel-, en los años setenta, para que esas tertulias se volvieran famosas en toda Alemania.

El político de la CSU puede ser definido de muchas formas, pero con toda seguridad una es absolutamente cierta: Strauss era un flamígero orador, quien durante sus intervenciones públicas se dedicaba a lanzar dardos llenos de ácido humor y críticas políticas y personales a los otros partidos y rivales.

Corren los años 70 y lo que era exclusivo del partido bávaro comenzó a prender (como la pólvora) entre los otros representantes políticos (SPD, Los Verdes, FDP), de modo que, una vez finalizada la “quinta temporada” del año –Karneval tempo- y en el linde que marca el inicio de la Cuaresma, el resto de partidos comenzaron a organizar sus propios “miércoles de ceniza políticos” –lo que comenzó como una reunión informal se tornó con el tiempo en una tradición.

Para estas reuniones, a las que se convoca a los simpatizantes políticos y al público general y, especialmente, a los periodistas –los megáfonos de sus arengas-, la crítica acerada es protagonista –y la cerveza en copiosas cantidades el aderezo perfecto para sosegar la hiel política-. Los “trapos al sol” de turno en este tradicional y láico "Miércoles de ceniza" (político) le han dado pintado una sonrisa a más de uno en estos tiempos europeos de incertidumbre.


CAI (gordillo), -actualización- 13 de febrero de 2018.

Contenidos relacionados

Inicio de página