Willkommen auf den Seiten des Auswärtigen Amts

Gabriel en Somalia: La comunidad internacional no debe mirar hacia otro lado

Artículo

AA - Como primer Ministro Alemán en visitar Somalia, Sigmar Gabriel, llegó el 1 de mayo al país africano. El terrorismo, los conflictos tribales y la amenaza de la hambruna: Somalia se enfrenta a enormes retos. El Ministro de Exteriores alemán quiere detener, con la ayuda de la comunidad internacional, un desastre inminente.

Como el primer político alemán en décadas el Ministro Federal de Relaciones Exteriores, Sigmar Gabriel, visitó Somalia el lunes. Su viaje lo condujo a la capital, Mogadiscio, y a un campo de refugiados cerca de Baidoa, en el suroeste del país. Azotada por más de veinte años de guerra civil y terrorismo Somalia es uno de los países más peligrosos del mundo.

Llamado a la comunidad mundial

Las sequías constantes y los conflictos violentos pueden provocar una nueva hambruna en el Cuerno de África. Desde hace varias semanas Alemania se ha comprometido a movilizar la asistencia internacional. Con la "Apelación de Berlín" los Ministros de Exteriores y de Desarrollo, Gabriel y Müller, exhortaron a la comunidad internacional a actuar antes de que sea demasiado tarde.

Alemania duplica la ayuda

Ahora Gabriel se ha hecho una imagen de la situación. Somalia se ve particularmente afectadapor la amenaza de la hambruna. Ya mismo más de seis millones de personas están amenazadas de falta de alimento en el país. Para hablar sobre cómo la ayuda humanitaria contra el hambre puede ser mejorada, Gabriel se reunió en Mogadiscio con representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja y la ONU. En el suroeste del país, Gabriel visitó un campo de refugiados. Decenas de miles de familias viven en refugios construidos por sí mismos. No existe atención médica. "La situación aquí es catastrófica", dijo Gabriel, "lo que necesitamos urgentemente es más ayuda internacional." Alemania duplicará su apoyo a Somalia –hasta ahora consistente en unos 70 millones de euros.

Además del hambre Somalia enfrenta muchas otras amenazas. La reconstrucción del país aún se ve obstaculizada por la violencia y el terror que las milicias islamistas de Al-Schabaab extienden por todo el país. El gobierno controla sólo algunas partes del territorio. Muchos clanes reclaman el dominio sobre las distintas partes del país y combaten entre sí en un conflicto violento.

El apoyo a la construcción del Estado

Alemania participa con un firme compromiso en la estabilización del país: Para hacer posible para una paz sostenible, el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores financia en Somalia un proyecto de construcción de una estructura de estado federal. Junto con las Naciones Unidas y la Unión Europea, el Ejército alemán participa en la formación de las fuerzas armadas y la policía somalí. Alemania también apoya proyectos de resolución de conflictos y la reconciliación: En Baidao Gabriel visitó un centro de rehabilitación -financiado con fondos alemanes- para los ex combatientes de Al-Schabaab, en el que se preparan para una vida pacífica en la sociedad.

© Auswärtiges Amt, mayo 2017.

Contenidos relacionados

Inicio de página