Willkommen auf den Seiten des Auswärtigen Amts

Lucha conjunta y solidaria contra el coronavirus: Alemania apoya la respuesta mundial a la pandemia con 2.200 millones de euros y dona al menos 30 millones de dosis de vacunas

Flasche mit Impfserum (Symbolbild)

Bezahlbare Impfstoffe für alle Länder: Deutschland ist der Impfstoffplattform COVAX beigetreten, © Colourbox.de

10.08.2021 - Artículo

El Gobierno alemán apoya la lucha mundial contra la pandemia con 2.200 millones de euros. La mayor parte de la contribución se destina a la plataforma de vacunas COVAX, que adquiere y financia vacunas para los países en desarrollo. Además, Alemania dona vacunas de sus propios contratos de suministro.

2.200 millones de euros para vacunas, diagnósticos y medicamentos

La pandemia solo puede ser superada si se controla en todo el mundo: nadie está a salvo hasta que todo el mundo esté a salvo. Por ello, Alemania ha sido una de las primeras defensoras de una respuesta conjunta y solidaria a la pandemia. La clave está en hacer asequibles en todo el mundo los medios de detección de la enfermedad de Covid-19, los medicamentos para su tratamiento y, sobre todo, las vacunas. También pretende reforzar los sistemas sanitarios en su conjunto. Para ello, el año pasado se puso en marcha el Acelerador del Acceso a las Herramientas contra la Covid-19 (ACT-A) por decisión del G20 y coordinado por la OMS. Alemania es miembro fundador de ACT-A.

Hasta la fecha, Alemania ha aportado 2.200 millones de euros para ACT-A. La mayor parte del importe se destina a la plataforma de vacunas COVAX, mientras que una parte también se utiliza para el diagnóstico y los medicamentos contra la enfermedad. La contribución permitirá a COVAX adquirir vacunas, distribuir dosis y avanzar en la investigación de las mutaciones virales.

Para detener la propagación de Covid-19, las vacunas son especialmente importantes

Las vacunas son especialmente importantes en la lucha contra la Covid-19. La plataforma COVAX, liderada por la alianza de vacunas Gavi, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la alianza de investigación CEPI, es responsable de la adquisición y distribución equitativa de las vacunas. En este caso, los países de todo el mundo están uniendo sus fuerzas para comprar conjuntamente las vacunas y distribuirlas de forma equitativa, de modo que, en un principio, el 20% de la población mundial, e incluso el 30% en los países en desarrollo, pueda recibir vacunas para finales de 2021. El objetivo es también priorizar el suministro de vacunas a los cuidadores, a las médicas y a los grupos de riesgo en África, y no solo a la población de los países industrializados.

Hasta ahora, 190 países se han adherido a COVAX.

Alemania entrega 30 millones de dosis de vacunas de sus propias reservas

Las primeras dosis de vacunas se entregaron a finales de febrero. A principios de agosto, 138 países ya habían recibido un total de más de 190 millones de dosis de las vacunas de AstraZeneca y BioNTech. Grandes cantidades de dosis de estas vacunas se produjeron en la India.

Sin embargo, debido a la situación de la pandemia en la India, ha habido problemas de suministro durante algún tiempo. Por ello, varios países han acordado donar no solo dinero, sino también dosis de vacunas de sus propias existencias. Para finales de año, Alemania habrá donado al menos 30 millones de dosis de vacunas, principalmente a los países en desarrollo, cerca del 80% de ellas a través de la iniciativa de vacunas COVAX y alrededor del 20% de manera bilateral. El primer paquete de 1,3 millones de dosis de vacunas de AstraZeneca ya se ha entregado a COVAX y se entregará a Afganistán, Etiopía, Sudán, Tayikistán y Uzbekistán. Los países beneficiarios fueron seleccionados por COVAX. Se trata de países que tienen una necesidad especialmente urgente y pueden utilizar la vacuna inmediatamente en sus campañas de vacunación. El Gobierno alemán también distribuye dosis de vacunas de forma bilateral en menor medida. Entre los países objetivo se encuentran Ucrania, Namibia y los países de los Balcanes Occidentales.

En total, la UE va a donar al menos 200 millones de dosis, los EE. UU. han donado hasta ahora unos 110 millones de dosis, y el G7 un total de 870 millones de dosis hasta finales de 2022. La mayor parte de estas donaciones de vacunas se destinarán a COVAX, que conoce mejor las condiciones de los países receptores y, por tanto, puede distribuir las donaciones de forma equitativa en todo el mundo. En el futuro, COVAX suministrará vacunas de Johnson & Johnson y Moderna, entre otras, además de las de AstraZeneca y BioNTech. COVAX también ha firmado un contrato preliminar para la vacuna Novavax, que prevé una entrega de 350 millones de dosis. Novavax tiene previsto solicitar la autorización de comercialización en otoño.

Por soluciones multilaterales en lugar de un nacionalismo de vacunas

Alemania y la UE se comprometen conjuntamente a encontrar una solución multilateral a la pandemia. La UE y otros Estados miembros de la UE también están haciendo una importante contribución a COVAX y ACT-A y aportando conocimientos técnicos. Además, Alemania trabaja en todos los organismos internacionales por un acceso justo, transparente y asequible a las vacunas, medicamentos y diagnósticos de Covid-19 en todo el mundo. El hecho de no vincular este acceso a las condiciones políticas supone un enfoque común en lugar de las promesas bilaterales y el nacionalismo de las vacunas de algunos Estados. Sin embargo, las donaciones y el apoyo financiero no son suficientes. Por ello, Alemania y la UE también se han comprometido a fomentar la producción de vacunas, especialmente en África. Alemania quiere garantizar una seguridad sanitaria regional sostenible y apoyará financieramente el desarrollo de la producción de vacunas, por ejemplo en Sudáfrica y Senegal.

Para aumentar el suministro y la producción de vacunas, se fundó el Grupo de Trabajo de Fabricación de COVAX. Su objetivo es aumentar el número de dosis de vacunas que pueden producirse a corto plazo y priorizarlas para COVAX. Se centra especialmente en los 92 países más pobres. Además, la producción de vacunas se ampliará en el Sur global. Alemania y Sudáfrica han asumido la copresidencia.

Además, el objetivo seguirá siendo distribuir no solo vacunas, sino también medicamentos y extender la posibilidad de realizar pruebas de diagnóstico. Los sistemas de salud debilitados por COVID-19 deben ser reforzados para el futuro.

Alemania se compromete - en todo el mundo

Alemania no solo proporciona ayuda para las vacunas. Las peticiones de respiradores, máscaras y equipos médicos también llegan a Alemania desde todos los rincones del mundo. Alemania apoya a un centenar de países y ha lanzado tres grandes paquetes de ayuda: entre otras cosas, se han donado 1.400 respiradores. Actualmente, se están entregando alrededor de 24 millones de máscaras KN95 y 197 millones de máscaras quirúrgicas como suministros de ayuda. Alemania también ha aportado 450 millones de euros en ayuda humanitaria en el contexto de Covid-19 para apoyar a las personas en situación de emergencia humanitaria.

Para aprender de la pandemia y aprovechar la experiencia adquirida hacia el futuro, Alemania también se ha comprometido a reforzar la OMS. En una reunión especial de la OMS en noviembre se debatirán posibles medidas al respecto, incluida la idea de un posible tratado internacional sobre pandemias.


Texto original: Gobierno federal

Inicio de página