Willkommen auf den Seiten des Auswärtigen Amts

Niños con armas de fuego - Comprometidos a nivel mundial contra el uso de niños soldado

Niño soldado

Niño soldado, © dpa/picture-alliance

12.02.2018 - Artículo

El Día Internacional contra el Uso de Niños Soldado nos recuerda una violación particularmente atroz de los derechos de los niños: ellos son utilizados como soldados en los conflictos. Alemania aboga a nivel mundial por numerosos proyectos para la protección de los derechos de los niños.

Perpetrador y víctima al mismo tiempo

En casi todos los conflictos armados actuales, los niños son utilizados como soldados y obligados a luchar. Especialmente en África, Asia y América Latina, el uso de niños y adolescentes en zonas de conflicto está muy extendido. Ellos son secuestrados o atraídos con falsas promesas, solo para ser entrenados para matar. Además, a menudo los usan como mensajeros, espías o porteadores. Deben instalar dispositivos explosivos y aprender a manejar armas. El ejército se aprovecha del hecho de que los niños son más fáciles de manipular y que a menudo son más obedientes y menos miedosos que los adultos. Estas experiencias dejan a los niños soldado con traumas muy graves. Sufren consecuencias mentales y físicas por el resto de sus vidas. Muchas niñas se ven afectadas también. Su situación es particularmente cruel, ya que en los ejércitos y los grupos rebeldes se vuelven víctimas de la violencia sexual. Si se llegan a escapar de sus verdugos, los niños frecuentemente son discriminados por sus amigos y familiares.

Desde el 12 de febrero de 2002, un protocolo adicional a la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas prohibe que los niños menores de 18 años sean usados como soldados. Se estima que hoy en día al menos 250 000 niños son reclutados por grupos armados.

El compromiso de Alemania

Alemania se compromete a través de numerosos proyectos con la protección de los derechos de los niños y continúa luchando de forma decisiva por la aplicación del Protocolo de las Naciones Unidas. La Delegada para la Política de Derechos Humanos y la Ayuda Humanitaria, Bärbel Kofler, dejó en claro en nombre del Gobierno federal que:

“Es tarea de todos los países crear consciencia sobre esta irresponsabilidad e interceder por la abolición de la pérfida práctica de usar niños soldado. Nuestro mensaje a los perpetradores debe ser: no olvidamos sus delitos y vemos la sangre en sus manos. El Gobierno federal continuará trabajando para garantizar que los perpetradores sean llevados ante la justicia. Al mismo tiempo, ofrecemos explícitamente toda la ayuda para la liberación y la reintegración de los niños en una vida normal con un futuro.”

En la actualidad, el Ministerio de Relaciones Exteriores alemán está respaldando proyectos de UNICEF en el campo de la ayuda humanitaria en Sudán del Sur, Sudán y Nigeria para apoyar y reintegrar a los niños soldado. Las medidas van desde la atención psicosocial para niños y adolescentes que tuvieron que luchar o fueron víctimas de los combates, pasando por la reunificación de las familias, hasta la educación sobre estrategias para hacer frente a la violencia, especialmente a la violencia sexual. Tan solo en Nigeria estas medidas alcanzaron a más de 100 000 niños en 2017.


AA, traducción por CAI, a 12 de febrero 2018.

Inicio de página