Willkommen auf den Seiten des Auswärtigen Amts

La Comisionada de Derechos Humanos, Bärbel Kofler, expresó lo siguiente sobre la situación en Nicaragua

04.09.2018 - Artículo

Condeno firmemente el aumento de la represión y la criminalización de las protestas en Nicaragua.

Instamos a todos los involucrados a buscar una solución pacífica a la crisis en beneficio del país y a reanudar el proceso de diálogo nacional de manera rápida y decisiva. Es motivo de gran preocupación que el gobierno haya retirado su invitación a la delegación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos la semana pasada, ya que la presencia de observadores internacionales podría hacer una contribución significativa a la construcción de confianza, especialmente en vista de este estado de ánimo acalorado.

 Mis condolencias a los familiares y amigos de las ahora al menos 322 víctimas mortales. Las circunstancias que rodean las muertes deben ser aclaradas pronta y exhaustivamente y los perpetradores deben rendir cuentas. Por ello, el Gobierno Federal apoya al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) creado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. El grupo ayudará en la investigación de las muertes.

Hacemos un llamado al Gobierno de Nicaragua para que apoye de la mejor manera el trabajo de los expertos independientes. Solo entonces podrán cumplir su mandato y hacer una importante contribución a la educación y protección de los derechos humanos.


Trasfondo:

Desde la violenta represión de las protestas contra una reforma del sistema de seguridad social en abril, no ha regresado la calma al país. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos informó la semana pasada que el número de muertes confirmadas desde el 18 de abril es de 322. En las últimas semanas, como parte de una "ley antiterrorista", se han endurecido las medidas represivas contra las voces críticas de todos los sectores, como las empresas, los estudiantes y la sociedad civil. Hay detenciones regulares y ataques violentos.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos publicó un informe la semana pasada sobre violaciones de derechos humanos durante la crisis actual en Nicaragua. Poco después, el gobierno del país retiró su invitación a la delegación, la cual tuvo que abandonar Nicaragua el mismo día.

Inicio de página