Willkommen auf den Seiten des Auswärtigen Amts

Tregua para Libia

Conversaciones intensas en la Conferencia de Libia: En consulta con el Secretario General de las Naciones Unidas, la Canciller Angela Merkel le ha invitado a la Conferencia de Libia en Berlín.

Conversaciones intensas en la Conferencia de Libia: En consulta con el Secretario General de las Naciones Unidas, la Canciller Angela Merkel le ha invitado a la Conferencia de Libia en Berlín., © Gobierno Federal

20.01.2020 - Artículo

Los participantes de la Conferencia de Libia decidieron respetar el embargo de armas y reforzar los controles. Esto fue anunciado por la Canciller en una conferencia de prensa definitiva el domingo por la noche. Merkel invitó a Berlín a representantes de un total de doce Estados para apoyar los esfuerzos de paz de la ONU en el país, que está marcado por la guerra civil.


Hemos acordado entre las partes presentes un plan integral sobre cómo proceder", declaró la Canciller Angela Merkel después de la conferencia del domingo por la noche. Los participantes en la Conferencia de Berlín sobre Libia se han comprometido a respetar el embargo de armas de la ONU y a no suministrar ya a ninguna de las partes libias en el conflicto combatientes o armas. "Sobre todo, quiero dar las gracias muy sinceramente al Sr. Salamé y, por supuesto, a António Guterres", dijo el Canciller. "Pero también puedo decir que todos los participantes trabajaron juntos de manera muy constructiva.

La Conferencia de Berlín sobre Libia y su objetivo

El gobierno alemán y el enviado especial de la ONU, Ghassan Salamé, iniciaron un proceso de consulta sobre Libia en septiembre de 2019. Libia, un país situado en las cercanías de Europa, ha sido destrozado por la guerra civil. El conflicto ya se ha cobrado muchas víctimas.

El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, en el seguimiento de la conferencia y tras las palabras de la Canciller, reiteró que era correcto haber tomado esta iniciativa por medio de una conferencia. Las decisiones abrieron el camino para el plan del Enviado Especial de las Naciones Unidas, que había sido la principal intención de la conferencia. El camino estaba abierto para un proceso político. Ahora "es importante seguir adelante", dijo Seibert.

Durante su visita a Moscú hace una semana, la Canciller había discutido en detalle con el Presidente ruso Vladimir Putin sobre Libia y las cuestiones de la Conferencia de Berlín sobre Libia. "Creo que la reunión entre el presidente turco Erdoğan y el presidente ruso Vladimir Putin en Estambul fue una buena reunión. Allí se acordó que ya se está trabajando en un cese al fuego, lo que podría ser un primer paso hacia lo que se elaboró en el proceso de Berlín entre los cinco poderes de veto del Consejo de Seguridad y otros cinco países interesados a nivel de altos funcionarios", dijo la Canciller tras la reunión.

La Canciller Angela Merkel, en consulta con el Secretario General de las Naciones Unidas, ha cursado una invitación a una conferencia de alto nivel sobre Libia en Berlín. Además de Alemania, participaron los Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia, China, los Emiratos Árabes Unidos, Turquía, la República del Congo, Italia, Egipto, Argelia, así como representantes de las Naciones Unidas, la Comisión y el Consejo Europeo de la UE, la Unión Africana y la Liga Árabe. Además, el Primer Ministro libio Fayez Al Sarraj y el General Chalifa Haftar aceptaron la invitación de la Canciller.

El Gobierno de Alemania apoya plenamente los esfuerzos de las Naciones Unidas por crear una paz y una estabilidad duraderas en Libia. La comunidad internacional tiene la responsabilidad de formular un compromiso unificado y firme con la cesación del fuego, de detener los envíos de armas del extranjero a Libia y de reanudar el proceso político en el país en guerra. Ese es el objetivo de la Conferencia de Berlín sobre Libia. 

El comienzo de un proceso político

La Conferencia de Berlín sobre Libia es sólo el comienzo de un proceso político dirigido por las Naciones Unidas. Porque la solución de los problemas de Libia no se puede lograr en un día.

El Gobierno Federal está convencido de que la guerra civil sólo puede terminar con una solución política. El uso continuado de medios militares y la interferencia de actores externos están contribuyendo al deterioro de la situación. Esta fue también la opinión expresada por el Representante Especial de la ONU para Libia, Ghassan Salamé, ante el Consejo de Seguridad de la ONU.


Traducción CAI (MCM) Texto original Gobierno Federal

Inicio de página