Willkommen auf den Seiten des Auswärtigen Amts

Empresas y derechos humanos –Una responsabilidad de todos y una prioridad de Alemania

Kairo - Strassenszene

Kairo - Strassenszene, © dpa-Zentralbild

30.11.2018 - Artículo

En el año 2016 el Gobierno Federal de Alemania aprobó el Plan Nacional de Acción para implementar los Principios rectores sobre empresas y derechos humanos de la ONU con un horizonte al año 2020. Aquí sus implicaciones e información para empresas.

Orígenes de la iniciativa

En junio de 2011 el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas adoptó por consenso los Principios rectores sobre empresas y derechos humanos, un esfuerzo de varios años de trabajo, investigación por académicos y consultas con actores diverso, liderado por el Enviado especial las Naciones Unidas, el Profesor John Ruggie de la Universidad de Harvard. Los principios rectores se basan en tres pilares: (I) el deber de los Estados para proteger los derechos dumanos; (II) la responsabilidad de las empresas de respetar los derechos humanos; y (III) acceso a mecanismos de reparación en caso de incumplimiento de los derechos humanos.

Se tratan de 31 principios rectores que se han convertido en marco de referencia para otras organizaciones internacionales, como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la Corporación Financiera Internacional (CFI) y la Unión Europea (EU). Los Principios no suponen la creación de nuevos estándares de derechos humanos, sino que alude a instrumentos vinculantes y no vinculantes ya existentes.

El camino a la aprobación de los Principios fue apoyado por el Gobierno Federal de Alemania, y su compromiso continúa. Así en 2013 el Contrato de Coalición de Gobierno incluyó el acuerdo de implementar los Principios rectores en Alemania, lo que dio paso a un proceso de consultas y negociación para elaborar el Plan Nacional Acción.


Compromiso de Alemania: Plan Nacional de Acción
El Plan Nacional de Acción se preparó a lo largo de casi dos años, consultando a todos los grupos involucrados en este importante proyecto: gobierno, empresas, sindicatos y otras organizaciones. Del Gobierno Federal participaron el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores (AA) que presidió los trabajos; el de Trabajo y Asuntos Sociales (BMAS); Justicia y Protección al Consumidor (BMJV); Economía y Energía (BMWi); Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ); y el de Medioambiente, Conservación y Seguridad Nuclear (BMU). De las empresas participaron la Confederación de Asociaciones Alemanas de Empleadores (BDA); Federación de Industria Alemana (BDI); y la Asociación de Cámaras Alemanas de Comercio e Industria (DIHK). De los sindicatos, la Confederación de Sindicatos Alemanes (DGB). También organizaciones no gubernamentales: Forum Menschenrechte y la Asociación de Organizaciones No Gubernamentales Alemanas de Desarrollo y Ayuda Humanitaria (VENRO). El Instituto Alemán de Derechos Humanos y el Foro Desarrollo Sostenible de la Economía Alemana (Econsense). El trabajo en grupos, conferencias plenarias y audiencias permitió también la participación del público y expertos. Doce audiencias y tres conferencias plenarias más tarde, además de consultas interministeriales, en diciembre de 2016 el Plan Nacional de Acción fue presentado al Gabinete Federal.

El Plan está alineado con la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030, y el gobierno alemán tiene claro que los Principios deben ser no solo asumidos por el gobierno y las empresas alemanas, sino también por otros países para conservar un campo parejo donde todos sean competitivos. Por esa razón, durante la Presidencia alemana del Grupo de los 7 (G7) en el año 2015, el Gobierno Federal logró la adopción de la declaración sobre cadenas de suministro sostenibles, que logren una economía global responsable. 

Los objetivos del Plan Nacional de Acción son: que los Principios rectores sobre las empresas y los derechos humanos de las Naciones Unidas se apliquen para todos los jugadores; subrayar las obligaciones y responsabilidades de los estados y las empresas; garantizar una coherencia de políticas; y, asegurar que las empresas alemanas sean sostenibles y competitivas. Al igual que los Principios rectores, el Gobierno Federal asume la responsabilidad de proteger los derechos humanos, pero también espera que las empresas alemanas asuman su responsabilidad social de respetar los derechos humanos.

Expectativas del Gobierno Federal sobre empresas y derechos humanos

El Gobierno Federal espera que todas las empresas, considerando su tamaño, el sector en el que operan y la posición que tengan en la cadena de suministro y de valor, introduzcan mecanismos adecuados en el campo de derechos humanos. Máxime cuando estas empresas operen en países con un Estado de derecho débil, sin menoscabo de la obligación de los propios países para proteger los derechos humanos en su territorio.

Las empresas deben prevenir y mitigar impactos adversos sobre derechos humanos en la realización de sus actividades, pero la incorporación de estos mecanismos debe hacerse sin que ello signifique la creación de cargas burocráticas.

El respeto de los derechos humanos por parte de las empresas opera en distintos aspectos de su actividad empresarial cotidiana: dentro de la compañía, respeto de los derechos de sus propios empleados y otros actores relevantes que pueden ser afectado. Fuera de la empresa, también deben involucrarse los derechos de proveedores, consumidores y sindicatos, así como organizaciones de la sociedad civil, gremios empresariales y los gobiernos. Es decir, considerar los derechos de las poblaciones locales que pueden verse afectadas.

El Plan Nacional de Acción considera que las empresas deben contar con procesos adecuados en el campo de derechos humanos, que se pueden incorporar en cinco elementos centrales: una declaración política de derechos humanos; procedimientos para la identificación de impactos adversos presentes o potenciales sobre los derechos humanos; medidas para prevenir impactos adversos potenciales y revisar la efectividad de estas medidas; sistema de reporte; y, mecanismo de reclamación en caso de afectación presente o potencial. Estos elementos centrales no deben verse como una secuencia que deben adoptar las empresas, sino una guía para incorporar a su trabajo. El Gobierno Federal y las asociaciones empresariales ofrecen asesoría y apoyo a las empresas para llevar adelante el Plan Nacional de Acción.

Deber del Gobierno Federal y para las empresas

Los tres pilares de los Principios rectores sobre las empresas y los derechos humanos –deber de los Estados, responsabilidad de las empresas, y mecanismos de reparación– hacen que el Plan Nacional de Acción contemple áreas de acción para los dos tipos de actores.

El Gobierno Federal de Alemania asume sus obligaciones de proteger los derechos humanos en el contexto de las empresas. En este caso: cuando formula reglas para su propia política económica, cuando contrata compañías para servicios o hace compras de bienes, cuando apoya empresas o acuerda tratos preferenciales, y cuando las empresas son de propiedad estatal.

Sobre la responsabilidad de las empresas, el Plan Nacional de Acción reconoce que las empresas pueden tener impactos benéficos, pero también adversos, en sus procesos de producción y dentro de cadenas de suministro y de valor. Alemania, como miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) está comprometida con las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales, y el Gobierno Federal convoca a las empresas para que en el país y en el exterior, incluyendo sus subsidiarias, respeten los derechos humanos y eviten causar o contribuir a impactos adversos sobre derechos humanos. Las empresas alemanas podrían así crear condiciones favorables en los países en que operan, en beneficio de la población y su propia actividad empresarial y la creación de mercados.

Las empresas pueden mejorar su transparencia y comunicación respecto a impactos de su actividad y los mecanismos con los que cuentan para respetar derechos humanos. Ello requiere de la voluntad para entablar un diálogo abierto y compartir información requerida por clientes, consumidores y otros potenciales actores involucrados.

Las empresas deben tener particular atención cuando operan en países, regiones o sectores donde la estructura del estado es ausente y existen muy altos riesgos de serias violaciones de los derechos humanos. Esto es de especial importancia en zonas de conflicto y en la explotación de materias primas.

¿Qué pueden hacer las empresas?
Apoyo para la implementación del Plan Nacional de Acción

El Gobierno Federal desea apoyar a las empresas, en particular las pequeñas y medianas, a cumplir con los requerimientos y expectativas de mecanismos de respeto de derechos humanos.

El Ministerio Federal de Relaciones Exteriores a través de sus misiones diplomáticas y consulares, así como German Trade and Invest (GTAI) como entidad promotora del comercio exterior y las Cámaras de Comercio Alemana en el exterior (AHK) –los llamados tres pilares de la promoción económica exterior– funcionan como puntos de contacto y consulta para las empresas alemanas y sus subsidiarias en el exterior.

Más información está disponible en los siguientes vínculos:


Gobierno Federal – Toda la información sobre empresas y derechos humanos (en inglés): https://www.csr-in-deutschland.de/EN/Home/home.html
(en alemán): https://www.csr-in-deutschland.de/DE/Wirtschaft-Menschenrechte/wirtschaft-menschenrechte.html

Gobierno Federal – Plan Nacional de Acción: Implementación de los Principios rectores sobre las empresas y los derechos humanos de la ONU
(en inglés): https://www.auswaertiges-amt.de/blob/610714/fb740510e8c2fa83dc507afad0b2d7ad/nap-wirtschaft-menschenrechte-engl-data.pdf 
(en alemán) https://www.csr-in-deutschland.de/SharedDocs/Downloads/DE/NAP/nap-im-original.pdf?__blob=publicationFile&v=3

Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas – Principios rectores sobre las empresas y los derechos humanos. Puesta en práctica del marco de las Naciones Unidas para "proteger, respetar y remediar" (en español): https://www.ohchr.org/Documents/Publications/GuidingPrinciplesBusinessHR_SP.pdf


Zirahuén Villamar, en exclusiva para CAI, diciembre 2018.


Zirahuén Villamar nació en la Ciudad de México, donde trabajó para una Fundación Política alemana; hoy escribe su tesis doctoral sobre política exterior germana en la Universidad Libre de Berlín. Disfruta la intensidad cultural y política berlinesas, se considera afortunado de ser testigo de estos años interesantes.


Inicio de página