Willkommen auf den Seiten des Auswärtigen Amts

Conmemoración del hermanamiento entre Berlín y la Ciudad de México

Artículo

spanisch
La inauguración de la escultura "alas" que decora la entrada de la embajada mexicana en Berlín© Carlos González. Jorge Marín con Patricia Espinosa, Cuauhtémoc Cárdenas y Dieter Lamlé.

Veinte años de cimentar alianzas. Veinte años no suena a nada, aunque quizá nuestra percepción sería distinta si adoptáramos otra manera de medir el transcurrir de las últimas dos décadas: 7,300 días, aproximadamente. Tal es el tiempo en que la Ciudad de México y Berlín han permanecido como Ciudades Hermanas.

Los festejos ante tan afortunado aniversario, por supuesto, no se hicieron esperar. Por lo menos –o hasta el momento- no del lado mexicano. De allí que una delegación del Gobierno del D.F., encabezada por el coordinador de asuntos internacionales del mismo, Cuauhtémoc Cárdenas, arribara a la capital alemana durante la segunda semana de octubre. Su primer objetivo fue el de celebrar un Hermanamiento que, sin duda, simboliza la buena voluntad que existe entre ambas entidades y para ello se alistó un programa de índole cultural bastante nutrido. Si bien, el viaje también se aprovechó para “buscar el acercamiento con Alemania y con Berlín en terrenos técnicos, de prácticas de buen gobierno, de actividad económica y de fomento al turismo”.

Así lo aseveró Cárdenas el pasado 11 de octubre en una conferencia de prensa en la que CAI estuvo presente y en la que el conocido político se hizo acompañar del resto de los integrantes de la delegación, quienes, en presencia de la Embajadora de México en Alemania, Patricia Espinosa, expusieron algunos de los acuerdos alcanzados a partir de las actividades que realizaron en Berlín.

Intercambio de ideas

spanisch
La instalación de la obra de Marín© Cortesía de Jorge Marín.

El primero en hablar fue el secretario de desarrollo económico del D.F., Salomón Chertorivski, quien aparentaba encontrarse bastante satisfecho por lo mucho que aparentemente se consiguió en apenas tres días –del 9 al 12 de octubre-. Chertorivski aseguró que hubo encuentros con empresas grandes, de la talla de Audi y Siemens, a las que se les invitó a realizar inversiones en terreno defeño, pero también con compañías medianas, entre ellas una asociación berlinesa de startups interesada en cooperar con otras startups mexicanas en concepto de sistemas de autofinanciamiento y planes de internacionalización.

Otra de las grandes firmas que se visitó fue Deutsche Bahn, la famosa compañía de trenes alemana, con la que se buscaría el crear un plan maestro de trenes de cercanía para conectar la metrópoli con la zona conurbada. “Lo que nace con ellos es un inicio de intercambios”, dijo Chertorivski con relación a la importancia de estos encuentros, “intercambios que crean una lista de posibilidades a las que habría que darle seguimiento”.

Por su parte, Tanya Müller, la secretaria del medio ambiente, elogió las políticas públicas de Berlín y de Alemania en términos ambientales: “Están a la vanguardia y eso les permite ponerse metas muy ambiciosas: Berlín, por ejemplo, quiere ser una ciudad neutral en cuanto a sus consumos y demandas de energía para 2050”. En este sentido, Müller dijo que los intercambios de experiencias con BSR (Berliner Stadtreinigungsbetriebe), la empresa de limpieza de la ciudad de Berlín, fueron sumamente satisfactorias: “De aquí nos llevamos concretamente la opción de conocer la tecnología que se está implementando en Berlín y con ello la posibilidad de adaptarla para el D.F., de tal manera que para el 2018 la ciudad consiga aprovechar todos sus residuos orgánicos e inorgánicos para la producción de energía”, afirmó.

Otro sector primordial en la creación de nuevos lazos es el turístico y así lo hizo saber el secretario de la Ciudad de México en este rubro, Miguel Torruco. Con tal objetivo en mente, Torruco se reunió con las diez compañías de tour-operadores más representativas de Alemania, cuyos integrantes fueron invitados a realizar un recorrido por la Ciudad de México en marzo de 2014. “Nos gustaría conocer a mayor detalle el modelo de marketing turístico de Visitberlin, por ejemplo. No hay que olvidar que en 1990 Alemania ocupaba el lugar número quince en materia turística. Empezó a crecer en 2000 y ahora son ya la séptima potencia… empresas como ésta son un ejemplo de éxito”, declaró.

Presencia cultural

Cierto es que la conmemoración de este Hermanamiento sirvió para reactivar las relaciones de tipo tecnológico, político o económico entre Berlín y la Ciudad de México. Sin embargo, nadie pone en tela de juicio que es en el aspecto cultural donde el intercambio entre ambas ciudades se ha mantenido de una manera más constante a lo largo de estos veinte años. O al menos de forma más visible, evidente.

Fue así que en todo momento, ya fuese en las recepciones ofrecidas el 10 de octubre por la alcaldía de Berlín o durante los discursos que se impartieron a la noche siguiente en el interior de la Embajada Mexicana, entre otras actividades realizadas por la delegación defeña, el arte permaneció de manera inherente, como si su presencia se hubiese hecho indispensable para que el resto de objetivos planteados pudiera cumplirse.

spanisch
El artista Jorge Marín frente a una de sus esculturas expuesta en Berlín© Carlos González.
Tres serían los artistas encargados de refrendar estos lazos o, más bien, de recordar a propios y extraños que en materia cultural la relación establecida entre Berlín y el D.F. está más sana que nunca, tanto como para que cualquier gesto que la invoque se perciba a manera de homenaje. De esta manera, las notas surgidas de la flauta del virtuoso músico, Horacio Franco, quien se presentó en dos ocasiones, una de ellas en la Rotes Rathaus o ayuntamiento de Berlín, disiparon cualquier duda con respecto al poder del arte como el único medio capaz de cimentar puentes indestructibles entre naciones.

Para la artista Paloma Torres, cuya exposición “México, ciudad de-construcción” fue inaugurada en la Embajada Mexicana esa misma noche del 11 de octubre, es justo gracias a estos puentes que es posible detectar no solo las diferencias sino también las similitudes que hay entre las urbes: “Tanto Berlín como el D.F. son ciudades que se están reconstruyendo. Berlín debido a su pasado y lo que vino tras la caída del Muro, mientras que México se ha visto en la necesidad de reinventarse por el simple hecho de que ya no cabemos. A mí me gusta, me interesa todo este asunto: ver cómo en una ciudad se erigen paredes que, en algunos casos, vuelven a tirarse para levantar otras, esos ciclos. En cuanto a mi obra, fotografío castillos de construcción porque los veo como la esperanza, como el porvenir: representan ese segundo piso de su casa que el mexicano siempre desea erigir. Aquí en Alemania la construcción se hace a tambor batiente, pero allá también se realiza, pese a nuestras limitaciones”, comentó Torres para CAI.

Sitios de interés:

http://www.jorgemarin.com.mx/sm/index.html

www.palomatorres.com

www.horaciofranco.com

Carlos Jesús González, en exclusiva para CAI, a 15 de octubre 2013.

Más contenidos

El punto climático de la fiesta artística de los veinte años de Hermanamiento fue la develación de “las Alas de México”, escultura que fue colocada a un costado del edificio de la Embajada Mexicana…

"Deseo compartirles la posibilidad de tener alas"

Contenidos relacionados

Inicio de página