Willkommen auf den Seiten des Auswärtigen Amts

Ley de integración tras reunión del gabinete en Meseberg (parte 1)

Artículo

Alemania es un país fuerte y abierto. Millones de personas con trasfondo migratorio han encontrado, en el pasado, su lugar en nuestra sociedad. Ahora es el momento de integrar a todas esas personas que han llegado recientemente, para que encuentren entre nosotros la protección de cara al futuro.

El inmediato aprendizaje del idioma alemán; la integración ininterrumpida en los ámbitos de la formación, los estudios y el mercado laboral; la comprensión y la observación de los principios de la convivencia social; así como el cumplimiento de nuestras leyes, son esenciales para el éxito de la integración. Los recién llegados deben convertirse en buenos vecinos y ciudadanos. Sólo así podremos ser capaces de reforzar la cohesión social y evitar el surgimiento de sociedades paralelas en nuestro país.

Para el cumplimiento de esta tarea no estamos partiendo de cero. En el pasado ya hemos desarrollado muchos instrumentos y medidas para apoyar exitosa y activamente la integración. En respuesta a los desafíos específicos dada la situación actual de los refugiados, el Gobierno Federal continúa estableciendo puntales importantes. Con la Ley sobre la Aceleración de los Procedimientos de
Asilo (
Asylverfahrensbeschleunigungsgesetz), hemos sentado las bases para una participación temprana en los cursos de integración, así como otras medidas de integración dirigidas a los solicitantes de asilo con buenas perspectivas para permanecer en el país, a lo largo del procedimiento de asilo por el que atraviesan. También hemos facilitado el acceso al mercado de trabajo, a la vez que aumentamos considerablemente los fondos destinados a los centro de trabajo y a las medidas de apoyo para el aprendizaje del idioma.

El núcleo de nuestra política de integración pivota sobre el principio de la promoción y la exigencia. Promovemos la integración, pero también demandamos el compromiso del esfuerzo propio. La integración sólo puede tener éxito como un proceso bidireccional. Presupone la receptividad de la población local, a la vez que la disposición de los inmigrantes a respetar a las personas, la sociedad y las normas del país de acogida, además de esforzarse activamente por su propia integración.

Una idea principal de nuestra política de integración es la justicia tanto para los que han sido reconocidos como refugiados entre nosotros, así como para la población local. Por lo tanto, allí donde la población local enfrente necesidades similares como las de los refugiados, sea en el caso de la vivienda, con respecto a la crianza de los niños y las guarderías, sea en el ámbito de la educación escolar o en la promoción de la integración en los sectores de la formación y el mercado de trabajo, vamos a seguir configurando las medidas de apoyo de tal manera que beneficien a ambos grupos. La integración de las mujeres y de las familias es de particular importancia. Queremos tener en mayor consideración, por tanto, sus necesidades especiales.

El Gobierno Federal vincula la integración en Alemania también a medidas exteriores, medidas para el desarrollo y la seguridad y concernientes a políticas económicas en los países de origen, de tránsito y de recepción inicial. Estas medidas incluyen la asistencia humanitaria y la ayuda a los refugiados en las regiones en crisis, la construcción de oportunidades de educación y formación, el fomento a la economía local, el desarrollo de infraestructura, el fortalecimiento de las estructuras estatales, así como el apoyo a los procesos políticos de cara a la resolución de conflictos.

La integración es una tarea de la sociedad entera. La integración exitosa se materializa en cada población local, en un determinado medio ambiente y en contacto con personas específicas. Por ello es que nuestra total dedicación y el compromiso de todos los actores sociales son tan importantes para nosotros. El Estado debe garantizar un marco razonable para la integración. En este contexto, también queremos tomar en cuenta las posibilidades apropiadas que las zonas rurales ofrecen a la integración. También la integración cultural ayuda a que los inmigrantes comprendan su nuevo entorno y que puedan ser entendidos a su vez.

La canciller ha decidido este 22 de abril de 2016, en conjunto con los ministros federales y gobernadores de los estados federados, establecer un "enfoque común por parte de los gobiernos federales y estatales para el éxito de la integración de los refugiados". Ello implica, tanto la transparencia de un enfoque global y coherente a todos los niveles –en el que los mandatos judiciales de ámbito federal y estatal, los programas federales y estatales y los proyectos y estructuraciones concretas se identifiquen como parte de un todo-; pero en otro sentido, también, que los instrumentos acreditados - especialmente en los ámbitos de la enseñanza de idiomas, los cursos de integración, la educación, la formación, la educación superior y el mercado de trabajo o la vivienda – sean utilizados con precisión, sean aplicados según la práctica y estén orientados a ejecutarse durante los próximos años.

Además, el Gobierno Federal tomará medidas legislativas con el fin de poner en práctica y dar cumplimiento a la directriz de la promoción y la demanda de la integración de forma más consistente. Con los proyectos de Ley de Integración y de reglamentación para la dicha ley, adoptados hoy, se definirán las oportunidades y obligaciones de las personas destinatarias, así como se regularán claramente las consecuencias legales derivadas de ausentes o especiales esfuerzos de integración.

Enlace

Meseberger Erklärung zur Integration

© Bundesregierung/CAI, 22 de mayo 2016.

Contenidos relacionados

Inicio de página