Willkommen auf den Seiten des Auswärtigen Amts

La Ley de Integración: Mejoras Concretas

Artículo

La lengua y la transmisión de valores son fundamento central para una integración exitosa en la sociedad, tanto en la educación, la formación y la educación superior como en el mercado laboral. Por lo tanto, mejoraremos las posibilidades de acceso para participar en cursos de integración.

La posibilidad de que a todos aquellos a quienes se les ha concedido asilo, refugiados y beneficiarios de protección subsidiaria, se les obligue a participar en un curso de integración se ampliará, sobre todo para los solicitantes de asilo con buenas perspectivas para quedarse. La adquisición del lenguaje ha de tener lugar tan pronto como sea posible.

La Ley de integración establece en este caso un incentivo, pues el derecho a participar en un curso de integración se acortará en el futuro a 1 año en vez de la espera de dos años anterior. Además, en el marco de la regulación de los curso de integración se generarán las condiciones para incrementar su capacidad de acogida, para que tengan mayor transparencia y, finalmente, sea gestionado más eficientemente el sistema integral de cursos de integración. Por ejemplo, los cursos de integración en el futuro se habilitarán a la brevedad posible- en vez de los 3 meses que tardaban en ponerse en marcha, ahora tardarán sólo 6 semanas. El programa de orientación se incrementará de las actuales 60 unidades a 100 unidades de instrucción y con contenidos más orientados a la transmisión de valores.

Con la asignación de un lugar de residencia será posible una distribución más equitativa de los titulares de derechos. Esta distribución persigue el objetivo doble de garantizar la integración, evitando la segregación e inhibiendo posibles estallidos de conflictos sociales.

Las medidas de integración deberían comenzar desde temprano. Con el programa dirigido al mercado de trabajo "Medidas de integración de refugiados" (Flüchtlingsintegrationsmaßnahmen) se crearán para refugiados altamente calificados, hasta 100mil oportunidades de trabajo adicionales a nivel federal, y siempre según la Asylbewerberleistungsgesetz. Ello permitirá una ocupación laboral significativa y de utilidad pública durante el mismo el proceso de asilo y, al mismo tiempo, generará una introducción al mercado laboral menos intempestiva. Con vistas a aquellos solicitantes con un retorno a casa previsible, el programa no se aplicará a los solicitantes de asilo procedentes de países de origen seguros, como tampoco para las personas obligadas a salir del país por ley. Para facilitar aún más la integración en el mercado laboral, se permitirá más sencillamente el acceso a servicios de apoyo de formación a aquellos con buenas perspectivas para quedarse, a las personas con permanencia tolerada sin prohibición del empleo y para los tenedores de títulos de un permiso de residencia humanitario, siguiendo lo descrito en el tercer libro del Código Social y con un fecha límite establecida para finales de 2018.

También crearemos una mayor seguridad jurídica para las empresas de formación y para aquellos que esperan la resolución de sus procesos. En el futuro, el alumno gozará de un periodo de tolerancia por el total de la formación. También se cancelará el límite de edad previamente existente para el inicio de la formación. Para evitar abusos, dicho estatus se cancelará automáticamente al finalizar la formación. Al completar con éxito la formación profesional la persona tendrá seis meses de tolerancia para la búsqueda de empleo. Para su posterior contratación se emitirá un permiso de residencia de dos años. En caso de condena, se le revocará el permiso de residencia.

El acceso al mercado de trabajo se facilitará aún más. Durante un período de tres años para los solicitantes de asilo y quienes esperan por una resolución se renunciará por completo a la cláusula de preferencia, dependiendo del desempleo regional y la participación de los estados federados a la cláusula de prioridad de la prueba. Esto permitirá al mismo tiempo la autorización para un trabajo temporal.

También hemos establecido obligaciones de participación para las medidas de integración. El rechazo y la cancelación de las medidas de integración de refugiados y los cursos de integración sin causas significativas tendrán como consecuencia limitaciones a la hora de acogerse a la ley de asilo (Asylbewerberleistungsgesetz).

Así mismo hemos adaptado el Sistema de Responsabilidades de la Ley de Asilo. Consecuentes conducta delictivas implicarán en el futuro recortes en las prestaciones. El encubrimiento de bienes ilícitos se hace más difícil en el futuro.

En el futuro, el permiso de residencia se generará con la obtención de la identificación de entrada, con la idea de hacer frente a ciertas incertidumbres surgidas en la práctica. Con ello nos aseguramos de que los solicitantes de asilo llegarán de manera segura y temprana a acceder a los servicios de empleo y de integración. Cambios adicionales en el derecho de asilo permitirán que los procesos en la Oficina Federal de Migración y Refugiados transcurran de manera más eficiente.

Incentivos para la integración de carácter más global los estableceremos con vistas a la expedición de un permiso de residencia permanente. Estos sólo se concederán si el refugiado reconocido ha proporcionado los debidos servicios de integración.

Los refugiados que busquen protección en Alemania por motivos bélicos o por causas de persecución, obtendrán en las instalaciones de alojamiento cuidados y manutención precisas. Para el cuidado y alojamiento de esas personas se ha tomado y se seguirá teniendo en cuenta los diferentes orígenes de estos refugiados, el sexo, la edad y el estado civil, en la medida en que sea posible, debido al gran número de refugiados.

Las agresiones a mujeres, niños y otras personas necesitadas de protección, no serán aceptadas, ya sea que se dirijan contra los ciudadanos de nuestro país o en contra de los refugiados. En tal sentido, el Gobierno Federal ha condenado enérgicamente los ataques contra las mujeres, como sucedieron en la víspera del Año Nuevo, al mismo tiempo que reaccionó rápidamente modificando las leyes. También las agresiones a los campos/casas de refugiados deben ser contrarrestados de forma coherente. El Gobierno Federal analizará sin demora, junto con los estados federados, en qué medida se puede llevar a cabo una regulación federal para garantizar esta protección.

Los solicitantes de asilo sin una buena perspectiva también podrán -durante su estancia en nuestro país- recibir orientación. Para este grupo destinatario, se creará un proyecto piloto en la segunda mitad de 2016 denominado “oferta de orientación”. De dicho programa estarán excluidos aquellos que vienen de un país de origen seguro.

El aumento de la proporción de empleados con trasfondo migratorio en la administración pública sigue siendo una de las principales preocupaciones del Gobierno Federal. Sobre la base del esperado análisis (para el verano de 2016) de la encuesta sobre la proporción de empleados con antecedentes migratorios en la administración federal, vamos a considerar otras medidas.

Por último vamos a crear el Premio Nacional de Integración con el fin de reconocer a las comunidades, organizaciones, iniciativas e individuos que hayan prestado servicios destacados de manera ejemplar en lo referente a la integración de los inmigrantes. El premio será otorgado anualmente por la canciller alemana.

© Bundesregierung, 22 de mayo 2016.

Traducción CAI.

Más contenidos

Alemania es un país fuerte y abierto. Millones de personas con trasfondo migratorio han encontrado, en el pasado, su lugar en nuestra sociedad. Ahora es el momento de integrar a todas esas…

Ley de integración tras reunión del gabinete en Meseberg (parte 1)

Contenidos relacionados

Inicio de página